Estamos todos atentos a los hechos bélicos que hoy manchan de sangre Gaza. Los titulares de los periódicos, las redes sociales saturadas de odio contra los nuevos NAZI, los exterminadores y genocidas JUDIOS! La diferencia entre sus fuerzas, que cuando uno lanza una piedra los otros devuelven 10, que las fotos con niños inocentes palestinos esparcidos por el suelo, por causa de los lobos hambrientos de sangre Israelitas, y cosas por el estilo.

Mi misión en esta entrada es refrescar la memoria de nuestros visitantes, y darle una mirada simple y amplia de los hechos acontecidos, solo con un fin en particular: Tener cuidado de uno de los grandes males de este mundo por milenios! Odiar al Israelita, detestar al Judio.

Israel no lo ha hecho mal en cuanto a enlodar su imagen ante la opinión pública mundial con su potente brazo armado, y el mundo no se ha demorado nada en juzgar al punto de preguntarse por qué Hitler no terminó la tarea, pero el punto principal es como cristianos, qué postura asumimos frente a la guerra, frente a Israel y frente a las profecías bíblicas.

Dime una cosa ¿En qué párrafo, capítulo o versículo de la Bíblia Dios deshereda a Israel y cancela su promesa a ellos? ¿En qué momento Dios culpa a los judíos de la muerte de su hijo? ¿Existe algún libro de Pablo donde este deje de enseñar a los cristianos judíos e incluso en las sinagogas judías?

Y si no es así ¿por qué usted piensa de esa manera? ¿Porque de esa forma se lo enseñaron en su iglesia/templo/salón/capilla? ¿Porque sus abuelos pensaban de esa manera?

Antes de hacerte una opinión sobre las cosas y sucesos (sobretodo estos que son tan delicados), debes ir a la fuente, a la Bíblia, al Nuevo Testamento, a la palabra de tu Señor y los Apóstoles por él designados, de esa forma podrás deshacerte de paradigmas religiosos añejos y llenos de odio injustificado, la verdad te hará libre!

Otra cosa importante es que como cristiano, mesiánico o afín, no puedes odiar a tu prójimo, no importa de donde este venga, y aunque las profecías nos hablen de guerras y conflictos entre las naciones, no debes aprobar la violencia. Es contra la guerra y contra el odio el motivo por el cual tu corazón se entristezca, pues las personas (la mayoría) no tienen arte ni parte en la violencia, más aún los niños, que apagan sus vidas en estos miserables conflictos sin entender el motivo de este odio.

Juan 13:34-35

Nueva Versión Internacional (NVI)

34 Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros.

35 De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.

Mateo 22:39

Reina Valera (1909)
39 Y el segundo es semejante á éste: Amarás á tu prójimo como á ti mismo.

 

Díganme ¿en qué parte de este nuevo mandamiento cabe el odio? Te defino “prójimo”:

Prójimo.

(Del lat. proxĭmus). PRÓXIMO, EL DE AL LADO.

Hombre respecto de otro, considerados bajo el concepto de la solidaridad humana.

 

Israel debe ver por sus propios ojos la gloria de su Mesías, cuando baje a rescatarlo del exterminio, mientras llegue ese tiempo debemos ver este tipo de hechos que sé ninguno de nosotros aprueba, pero en medio oriente su corazón se endureció hace miles de años, y lo más triste es como personas inocentes pagan ese precio.

Yo no apruebo la guerra, por eso pido en mis oraciones que venga el Reino de Dios pronto, para que todo este sufrimiento termine.

Bendiciones hermanos y amigos.